• (+51) 949-162370

13 Jul

  • By Angelo Ferrari.
  • In sin categoria
  • Ver también: commentComentarios 2

LOS CREDITOS EN ENTIDADES FINANCIERAS EN LOS TIEMPOS DEL COVID19.

  1. Si tienes deudas vigentes con entidades financieras, sin atrasos y proyectas que, por la coyuntura nacional temporal que venimos atravesando como consecuencia del COVID19 [CORONAVIRUS], puedas sufrir un atraso en tu cronograma de pagos, tienes la opción de reprogramar tu crédito.
  2. Reprogramar un crédito, tiene mayor beneficio que refinanciar un crédito. [no son sinónimos].
  3. Por mediante el oficio múltiple N° 5345-2010-SBS; [SÍ, leíste bien, desde el año 2010]; la Superintendencia de Banca Seguros y AFP (SBS), ha considerado conveniente precisar que, en determinadas situaciones, las modificaciones contractuales que las empresas acuerden con sus prestatarios, que no obedecen a dificultades en su capacidad de pago, no deben ser consideradas como refinanciaciones.
  4. Debemos entender que un REFINANCIAMIENTO no es igual que una REPROGRAMACIÓN. Si bien es cierto, en ambas situaciones, la entidad financiera modifica la cuota y/o el plazo del crédito originalmente pactado; en un refinanciamiento, serás mal calificado en las centrales de riesgo y ya no serás sujeto de nuevos créditos automáticamente; mientras que, en la reprogramación, NO; por lo tanto, sigues siendo sujeto de créditos.
  5. Cuando elabores tu propuesta de reprogramación a la entidad financiera, recuerda cumplir con los siguientes supuestos de manera técnica y profesional: i) Exponer la coyuntura nacional y/o Regional y/o Provincial de carácter temporal; ii) Exponer que [como consecuencia de dicha volatilidad originado por la coyuntura temporal], proyectarás un desfase entre tus flujos de caja esperados versus tu cronograma de pago del crédito; iii) Exponer que no posees atrasos a la fecha del pedido de reprogramación; iv) Exponer que no has perdido tu capacidad de pago; iv) Documentar y  sustentar a la entidad financiera la propuesta de reprogramación [cuota/plazo]; v) Exponer que no quieres desmejorar la tasa de interés originalmente pactada ni tampoco las garantías ofrecidas; pero, a la vez incluir te otorguen algún beneficio (Ej. cuota balón = tirar para meses posteriores el pago de la primera cuota).
  6. Ni la reprogramación ni el refinanciamiento representan un derecho del consumidor financiero [por lo tanto, no se lo puede exigir a la entidad financiera]; sin embargo, la propuesta elaborada por el consumidor de manera seria y responsable que no sea atendida oportunamente, ni justificada técnicamente por la entidad financiera, les puede generar una responsabilidad administrativa a nivel del INDECOPI y/o SBS y ser sancionado con multas económicas [inclusive].

2 Comments

Deja tu comentario